Tropico 4
  • Demo

    A
  • Editor

    n/a
  • Metacritic

    78/6.6

Tropico 4

Sitio Web Oficial


  • godsim
  • aventura
  • isla tropical
  • contemporáneo
  • alternativo

Comentarios, Análisis del Demo

22/Noviembre/2010 | [ Webmaster ]

Desde sus inicios que la franquicia Tropico es tanto un excelente godsim de isla tropical como una broma pesada a toda la epoca de las dictaduras y los golpes de estado en que se vió, ¿ve?, sumida la América Latina y el Caribe. Claro que todo el contexto le puede dar cierto aire de relación todavía más afin para con una isla por todos conocida cercana a la costa de los EE.UU..

Tropico 4 mantiene ese aire de tomarse a las cosas afines a su contexto un tanto en serio y algo en broma. Por suerte en lo que respecta al resto de la oferta todo es muy en serio. El demo, 1,69 GB, incluye cuatro tutoriales que van de establecer un sistema económico base y crear infrastructura a saber como gestionar un país con el particular estilo de política permisible por el contexto.

No puedo decir que haya nada nuevo en los tutoriales sólo que dejan en claro que en esta oportunidad el equipo de desarrollo se enfoco en hacer las cosas más sencillas para el jugador sin por ello inclinarse a lo simplón. Esto lo logran con una interface y sistema de gestión rediseñados que son más directos y menos rebuscados que en anteriores versiones.

Vídeo Trailer oficial de Tropico 4

Luego de agarrarle el hilo básico a los tutoriales se puede poner todo a prueba en una primera misión de la Campaña. Para ello lo que hay que hacer es elegir al nuevo Presidente de entre una lista de famosos (y famosas) de la segunda mitad del siglo XX; también se puede crear uno propio incluyendo su origen, cómo llego al poder y tres atributos que le, o la, definen (entre ellos: liderazgo, inteligencia, carisma, nacionalista). Estos atributos otorgan bonos e incrementan o reducen ciertos factores que afecta el flujo del juego.

Después entramos de lleno en la gestión de una primera isla donde apenas tienen que comer. Para cumplir la misión satisfactoriamente hay que poner en práctica todo lo aprendido hasta el momento. Crear un sistema económico autosuficiente, mejorar la infraestructura (comida, vivienda, distribución de alimentos), satisfacer las necesidades básicas (religión, entretenimiento, seguridad, educación), mantener buenas relaciones internas e internacionales y, dependiendo de gana cual, llevar la isla hacia adelante, o no.

De tanto en tanto los diferentes líderes locales de las distintas facciones (religiosos, nacionalistas, capitalistas, comunistas, ecologistas, militaristas) se hacen notar solicitando o recomendando se haga esto o aquello. Dependiendo el caso se los puede ignorar o cumplirles el capricho para quedar bien con ellos y sus seguidores(as). Tampoco faltan los representantes internacionales dando sugerencias o recomendando esto o aquello, lo que puede terminar como objetivo secundario y resultar en que se gana capital o puntos a favor para con tal o cual país extranjero o facción local.

Suena simple pero puede no serlo, en especial si nos descuidamos mucho con las necesidades de la población, la opinión que puedan tener las diferentes facciones para con nuestras acciones, o aquella de la comunidad internacional (EE.UU., URSS, Unión Europea, China, Medio-Oriente). También hay que mantener un ojo atento para con todo aquello que cae en lo que hace no mucho se denominaba sentido común, por ejemplo: no gastar más de lo que se gana, y mantener un ritmo apropiado en el crecimiento de la producción a medida que se incrementa la población (de forma natural o por inmigración).

Construir estructuras es tan simple como puede ser: botón derecho, se elige el edificio, se selecciona su destino, se lo orienta (si deseado o necesario) y listo. Para algunos primero hay que comprar los planos, otros requieren estar cerca de un recurso en particular para ser efectivos. La construcción en si no es instantánea, hay que esperar a que los obreros vayan y edifiquen lo que puede tomar tiempo si tienen mucho trabajo y/o son pocos.

Mucho del proceso de gestión y mantenimiento de una economía funcional y un sistema de producción eficiente se ven optimizados gracias a que en muchos casos ya no hay que trabajar con varias estructuras si no sólo una que tiene varios roles. Por ejemplo, una granja que puede producir maíz, piña, tabaco u otro; una mina que puede extraer oro, hierro, plata u otro. En fin, ya no hay que preocuparse por la innecesaria menudencia de trabajar con granjas de piña, de plátano, de caña de azucar cada una por su lado. Esto no simplifica la profundidad de lo que es posible pero si la dificultad de lidiar con tantas estructuras que al final son equivalentes.

La generalización de granjas y minas, y otros, no se aplica a estructuras funcionalmente diversas. Un colegio no es a su vez una universidad. Tenemos el colegio primario, el segundario y la universidad, cada uno como su propio edificio. Con la nota que algunos poseen diferentes estados de operación lo que permite a un mismo restaurante --como construcción-- estar abierto para la 'clase baja y media' y a otro similar para la 'clase alta'. Todo depende en que estado se lo tenga trabajando, si con 'servilletas de papel' o con 'servilletas de tela y seda'.

Como buen godsim, o simulador socio/político/económico, hay un objetivo omnipresente en Tropico 4 que es el mantener un estado de felicidad promedio alto en la población. Esto porque debajo de ese valor sobreentendido empiezan los verdaderos problemas del apartado social del juego. Es posible ver lo que cada habitante piensa, siente, quiere, anhela, hace y tiene. Qué le hace feliz, qué lo haría más feliz.

Si bien se puede ver uno por uno es mejor lidiar a nivel grupos, facciones, o directamente con los promedios generales. Esta información, y mucha más de gran utilidad, se puede encontrar en el Almanaque. Aquí podemos darnos una idea de lo que conviene ir construyendo para el futuro inmediato, al igual que de lo que podríamos hacer para ganarnos el favor de tal o cual grupo o sector de la población. Después de todo no faltan las elecciones democráticas en la Isla.

El apartado simulación se nota con la complejidad necesaria y más de un detalle interesante con mucho potencial de re-jugabilidad. La misión del demo no tarda en sentirse sencila puesto que iniciamos con un buen control de lo que hay, no hay y se necesita. Además de una población reducida cuyos requerimientos son, a menos que se esté haciendo algo muy mal, fáciles de satisfacer. No me extrañaría que la cosa se pone más estratégica y complicada en misiones subsiguientes; lo que es bueno.

A través del nombrado Almanaque y sus diferentes páginas podemos estar al tanto de todo lo que pasa en la isla al igual que como nos ve el exterior. Aquí encontramos toda la información que se puede necesitar para saber como tener al más de la población feliz, al más de las facciones a nuestro favor, y a la comunidad internacional viéndonos con buenos ojos (lo que se traduce en ayuda internacional). Claro que también habrá momentos en que es imposible tener a todos satisfechos.

Como simulador socio/político Tropico 4 hace un buen trabajo si bien no intenta ser ultra-realista. Mediante los diferentes ministerios es posible lanzar edictos que un poco fuerzan el estado en que se encuentra la población, las facciones o la comunidad internacional, obviamente a un costo. Usados con inteligencia ayudan a gestionar mejor la isla durante aquellos momentos difíciles que la misma pueda tener.

Fiel a su naturaleza y contexto el producto hace gala de edictos y opciones propios de las dictaduras y gobiernos de facto. Algo que para quienes vivimos en la sopa no nos suenan tan distantes ni tan a pasado. En Tropico 4 valen como herramientas alternativas para cumplir tal o cual objetivo si el camino de menor resistencia no parece funcionar, o si así se lo desea, al fin de cuentas es un juego.

La tecnología detrás del juego es buena aunque no puedo calificarla de espectacular, lo que implica que no se requiere de un equipo muy poderoso para poder jugar sin perder nada. El apartado visual es muy bueno, los escenarios y ambientes reflejan la belleza del Caribe y no faltan detalles como sombras de las nubes, vientos, brizas, el oleaje y uno que otro desastre natural. Las estructuras, personitas, vehículos y afines se ven muy bien. Sus voces y capacidad de diálogo son las esperadas aunque algunas frases vienen con un acento muy Español. La banda sonora está compuesta por ritmos y melodías propios de la zona por lo que ayudan mucho al ambiente.

 


Teclado EZ-Reach 2030 por TypeMatrix.

©Copyright 2011. Todos los derechos reservados.