S.T.A.L.K.E.R. Lost Alpha
  • Demo

    n/a
  • Editor

    n/a
  • Metacritic

    n/a

S.T.A.L.K.E.R. Lost Alpha

Sitio Web Oficial


  • acción
  • táctico
  • rol
  • mundo abierto
  • jugabilidad libre
  • mutantes
  • zombies
  • la zona
  • chernobyl

Fecha

18/05/2013

Autor

Webmaster


Primera Impresión a la Rápida

Sin temor a mentir diría que la saga S.T.A.L.K.E.R. está entre mis cinco juegos favoritos; es el que más veces he jugado e instalado junto con Neverwinter Nights y Deus Ex (la aventura de JC Denton). Hay algo de especial en el todo que conforman sus partes que hace irresistible cualquier pretexto para volver a visitar La Zona de Exclusión. vestir de nuevo el traje antiradiación, agarrar el arma más cercana y adentrárse, una vez más, en su distorcionado y tan especial contexto.

S.T.A.L.K.E.R. Lost Alpha es muchas cosas, desde muchos puntos de vista, desde demasiados niveles. Es producto de una afición, de una locura, del fanatismo. Es el resultado de un proceso de cariño, de la ociosidad, del deseo de ver algo que se quiere completo. Un todo obtenido a través de medios casi forenses, de la búsqueda --por más de una década-- de partes esparcidas a los cuatro vientos, de la unión de pedazos de ahí donde se los encuentre. Tiene algo de increíble y, ¿por qué no?, tiene algo de Frankenstein; o sea, todo lo que esperamos y más.

Este artículo es una Impresión a la Rápida porque es innegable que hay mucho para explorar, nuevos rincones, nuevos túneles, pasillos, estructuras y mapas. Lo primero que sentí es como un deja vú, del tipo que se siente al regresar a un lugar conocido pero al que le ha pasado algo. Similar a retornar al pueblo natal tras una década de cambios, o a una ciudad conocida tras algún desastre natural. Algunas cosas están ahí, otras no, otras se ven deformadas, fuera de lugar. Otras, entre que el cerebro duda de si era así, o diferente, o directamente imagina cosas que ni son, ni eran.

Vídeo demo de S.T.A.L.K.E.R.: Lost Alpha

Lo que es innegable, intransmutable, es que la esencia, el espíritu del juego están ahí. No podía ser de otra manera, es S.T.A.L.K.E.R., sólo que un poco distorcionado --lo que, irónicamente, también es muy Stalker. Cambiado a nivel diseño, alterado a nivel visión. Es la historia de aquel Aventurero que sobrevive a un evento normalmente fatal, a un encuentro con una muerte que no fue; a la búsqueda de un hombre, Strelok, que marca algo más, mucho más que su destino.

Diría que la jugabilidad está intacta, incluso presenta de entrada lo que GSC Game World nos va dando en gotero. En el oficial obtenemos la posibilidad de mejorar armamento y equipo en Clear Sky, en el caso del Lost Alpha ya desde Cordon. Lo que resulta increíblemente útil; nada se compara a poder tener un visor nocturno, aunque versión uno, desde ese punto --más, considerando que las linternas ahora consumen batería.

En Shadow of Chernobyl el paso era lento, guiado; poco a poco obteniamos un arma nueva, mejor equipo, la posibilidad de encontrar mejores Artefactos, enfrentar criaturas más peligrosas. Recién estoy en Garage y ya cuento con una AKM 74/2 con mira telescópica, varios Artefactos y al borde de andar con demasiado peso. Nada mal.

Lost Alpha es --hasta donde sabemos-- la visión original. La Zona se siente como una naturaleza pasada por el holocausto. Criaturas por doquier, monstruos de pesadilla, los conocidos y un par más. Baste decir que se me apareció un Bloodsucker en Cordon; más bien que se hizo agarrar en una Anomalía así que estaba visible y mal herido; también agradezco el haber tenido una escopeta de caza en mano.

Tras Garage llega la hora de ir a los laboratorios de Agroprom; yo que me quejaba de la calma del lugar y lo vacio de los escenarios anteriores. En cuanto me acerco hay que ayudar a la facción neutral contra el ejército. Hay que admitir que en esta oportunidad los Stalker duran más y combaten mejor, lo que no quiere decir que el oponente no sepa maniobrar cuando uno está sólo.

La verdad, la batalla me supo a poco me estaba preparando para una de esas campales, pero no duro nada. Me resarcí después cuando tome al asalto la fábrica en vez del laboratorio, y luego a este último cuando mi plan de ser furtivo se fue por la borda por un error de dedo que cambió mi PB1s con silenciador a un fusil automático. Ni que decir que mi recién encontrada Obokan se lució ayudándome a vaciar la zona de enemigos. Lo malo después fue no contar con un burro de carga para llevarme todas las armas, equipo y munición que quedo atrás.

En dificultad Stalker los oponentes no son imposibles, ni demasiado fáciles. La IA se luce a momentos, en especial si le damos campo y área para que "piense" bien y arme ataques de flanco, rango, granadas. Lo bueno es que no aparenta hacer trampa, hay momentos que desde mucha distancia nos pueden estar dando con ráfaga y nuestro avatar ahí que apenas le llega un proyectil; suerte que no tuvieron ellos cuando me toco apuntarles con mira telescópica y en modo semi-automático.

Esa dinámica que, a veces, nos tiene casi peleando con nuestra propia arma es uno de los detalles geniales del juego. Fuerza a ser táctico, a no lanzarse como loco y como sin nos regalaran las balas (aunque así sea). No hay nada más satisfactorio que ganar contra varios por habilidad, por esquivar, por apuntar bien, por aprovechar las ventajas de un arma o su munición, por calcular bien cada acción y movimiento. Y, claro, hasta por saber cuales Artefactos nos dan la mayor cantidad de bonos positivos.

Parte del atractivo, lo atrapante y la belleza del contexto son sus gráficos, la naturaleza mundo abierto y jugabilidad libre que posee la serie y que Lost Alpha la muestra en sus mejores galas. No hay nada mejor que ver como la fauna se persigue y se pelea, cómo se hacen agarrar por Anomalías u otros NPC que pasaban por la zona. Notar cómo sin el líder las manadas pierden interes, o uno sólo no se siente tan valiente si tenemos el arma en mano. Ni que decir de sus formas de atacar, y el potencial que, a pesar de todo, no logran explotar bien.

Enfrentar mutantes kinéticos sigue siendo emocionante; diría que tuve suerte que por accidente el fusil estuviera en automático y por reflejo presione el gatillo en cuanto apareció su sombra. Mantenerlo centrado fue otra historia, pero no hay nada que muchas balas bien puestas no puedan derribar. Lo que a veces falta son las balas o el tiempo para recargar.

Algo que si me me tomo por sorpresa es encontrarme con docenas de Artefactos casi en campo abierto. Prácticamente me tropece con ellos, yo que estaba haciéndome al valiente y explorador como en Call of Pripyat donde hay que buscarlos con detector y estar listo para saltar en dirección opuesta a los efectos de la Anomalía donde se encuentran. No es que me queje, pero se pierde el gusto de aventurarse donde nadie más se atreve --o puede-- para encontrarlos.

De los nuevos oponentes ninguno resulta muy memorable, aunque todavía encuentro a los Zombies increíblemente duros de roer. No estoy seguro si por mala puntería o porque tiene un punto débil al que todavía no le atino. Decir que aguantan varios escopetazos con munición para caza mayor es poco; con la pistola no tardamos en oir click click click. Con fusil automático se comen balas como si nada. Creo que la lógica es realista pero me falta agarrarle el detalle para que no sean tanto problema. Por suerte son lentos y relativamente fáciles de esquivar.

Las ratas, normales o mutantes, se mantienen como problema; en especial cuando rodean. Los Flesh, los jabalíes mutantes, los perros de manada, los Bloodsuckers siguen estando entre las criaturas mejor realizadas en los videojuegos. Los humanos en sus diferentes facciones también son interesantes, claro que a veces que un grupo no sea enemigo de todos nos pone en serios problemas, no sólo para evitar fuego amigo, pero para no terminar besando piso porque nuestros supuestos aliados no hacen nada más que observar.

¿Qué más puedo decir? Lost Alpha es la exquisita, única e imperdible experiencia S.T.A.L.K.E.R.. Similar, diferente, casi igual, lo mismo pero distorcionado. La aventura apenas inicia y hay mucho por delante, incluso más porque pienso explorar cada rincón en cuanto sea posible. Es tan genial visitar La Zona, una que ha sido sacudida por un Blowout, transformada, mutada, pero aún así que mantiene todo lo genial, lo increíble, lo único, todo lo que necesita y más. Es un regreso, un retorno en más de un sentido y espero que lo sea en varios más. Si nunca jugaron Shadow of Chernobyl, Clear Sky o Call of Pripyat ahora es una buena oportunidad para adentrárse en el mundo de los Stalker.

 


Teclado EZ-Reach 2030 por TypeMatrix.

©Copyright 2011. Todos los derechos reservados.